• 15 MAR 16
    • 0
    Cómo prevenir eficazmente las infecciones del tracto urinario

    Cómo prevenir eficazmente las infecciones del tracto urinario

    Las infecciones del tracto urinario son un problema muy frecuente en adultos, sobre todo en mujeres de entre 18 y 39 años.

    Cistitis recurrente Tracto UrinarioEl desarrollo de una infección urinaria en una persona sana se inicia cuando un microorganismo potencialmente patógeno coloniza la uretra y asciende a través de esta hasta la vejiga. Las bacterias patógenas pueden provenir del intestino o incluso de la vagina.

     

     

    SÍNTOMAS

    – Necesidad urgente y frecuente de orinar.

    – Picazón o quemazón en la uretra al orinar.

    – Enrojecimiento de la vulva y picor vaginal (en las mujeres).

    – Dolor al orinar y en las relaciones sexuales.

    – Color turbio o anormal de la orina.

    – Aparición de sangre en la orina.

    – Fiebre y escalofríos.

    – Vómitos y náuseas.

    – Dolor en la parte inferior del abdomen, en el costado o la espalda.

    FACTORES DE RIESGO

    Hay diferentes factores de riesgo, como pueden ser: haber tenido relaciones sexuales recientes, el uso de espermicidas o diafragma, tratamiento previo con antibióticos, pérdida de estrógenos, incontinencia urinaria, estar encamado con pañal, cirugía urogenital, sonda vesical permanente, embarazo, diabetes, deficiencias inmunológicas, así como factores genéticos.

    TIPOS DE INFECCIÓN DEL TRACTO URINARIO

    Cistitis aguda: es una infección de la vejiga o las vías urinarias inferiores que comienza de manera súbita.

    Cistitis crónica o cistitis recurrente: son infecciones que vuelven a aparecer, causadas por el mismo microorganismo o por otro. Se definen generalmente como tres episodios de infección urinaria en los últimos 12 meses o dos episodios en los últimos 6 meses.

    Recidivas:
    se presentan generalmente en las 2 primeras semanas tras la aparente curación de la infección urinaria y son debidas a la persistencia de la cepa original en el foco de la infección.

    Reinfecciones: se trata de nuevas infecciones causadas por cepas diferentes.

    Prostatitis: el término prostatitis va desde una infección bacteriana, aguda o subaguda, hasta síntomas inespecíficos del tracto
    genitourinario inferior.

    Cistitis por catéteres urinarios o sondaje urinario: la circunstancia que de forma más clara incrementa el riesgo de infección urinaria es la duración de la cateterización, especialmente si se prolonga más de seis días. Otros factores de riesgo son: pertenecer al sexo femenino, ciertas enfermedades como la diabetes, la contaminación de la bolsa de recogida, etc.

    TRATAMIENTO CON ARÁNDANOS

    La administración oral de preparados a base de arándanos es una medida profiláctica para evitar las infecciones urinarias recurrentes. IniciaArándano rojolmente se sugirió que su efecto protector era debido a su capacidad para acidificar la orina, posteriormente se observó su capacidad para reducir la adherencia de E. coli (más del 95% de las infecciones del tracto urinario están causadas por esta bacteria)y otros uropatógenos.

    Por ello, se recomienda el uso de UROCRAN®, un complemento alimenticio formulado con extracto de arándano rojo americano, D- Manosa y probióticos + fibra prebiótica, que accede al sistema urinario por vía renal y vía uretral (por migración intestino – vaginaUrocran – uretra).

    UROCRAN® es el único complemento alimenticio que tiene triple acción frente a la cistitis recurrente, y se puede usar durante el tratamiento con antibióticos, así como para prevenir futuras reinfecciones.

     

    Los probióticos y la fibra prebiótica que contiene UROCRAN® además evitan que las bacterias patógenas que habitan el colon vuelvan a producir infecciones de orina, ya que al restaurar la flora bacteriana normal desplazan a las patógenas.

    UROCRAN® también ha demostrado eficacia en la reducción de las prostatitis causadas por E. Coli.

    Leave a reply →