• 19 JUN 15
    • 0
    Deshidratación en niños

    Deshidratación en niños

    La deshidratación es la alteración de agua y sales minerales en el plasma del cuerpo. Esto se produce cuando existe una pérdida de líquidos que impide el funcionamiento adecuado. La deshidratación puede ser leve, moderada o severa y tener graves consecuencias.

    Los bebés y niños son más propensos a la deshidratación que los adultos, pues los cuerpos pequeños son capaces de almacenar menos fluido y pe

    rderlo más rápidamente, puesto que tienen una superficie corporal mayor en relación con su peso. Esto puede pasar si se ingiere

    menos líquido del que se elimina a través de diarrea, vómitos, sudoración excesiva por exposición prolongada a altas temperaturas o radiación solar directa, etc.

    Síntomas de que un niño está deshidratado o se está deshidratando:

    • Orina de color amarillo oscuro y con fuerte olor o pasa más de 6 horas sin orinar (pañal seco).Hidratación niños
    • Está cansado y sin energía.
    • Tiene la boca y los labios secos.
    • Ausencia de lágrimas al llorar.
    • Dolor de cabeza, mareos o delirios.
    • Somnolencia, nerviosismo, irritabilidad.
    • Manos y pies fríos.
    • Ojos hundidos.

    La sed no es uno de los indicios de la deshidratación. Cuando aparece la sed, el niño ya ha perdido un 2% de su peso corporal.

    En caso de deshidratación, se deben reemplazar los líquidos corporales a niveles normales. Cómo se reemplacen dependerá de la edad del niño y de la causa de la deshidratación.

    Existen productos de rehidratación oral en el mercado que ayudan a reemplazar oralmente los fluidos y sales minerales (especialmente sodio y potasio), previniendo la deshidratación severa y manteniendo los líquidos y electrolitos corporales antes de que una nutrición adecuada pueda restaurarlos.

    HIDRASAL®, es el único producto en comprimidos efervescentes que aporta las sales minerales necesarias en caso de deshidratación. Es fácil de transportar, preparar y usar. No necesita frío.  Además, tiene un agradable sabor a naranja y es apto para todas las edades e intolerantes a la lactosa. Basta con diluir 1 comprimido de HIDRASAL® por cada 100 ml de agua, según el peso del niño:

    Además, para una completa recuperación de la función intestinal del niño, se recomienda la combinación de HIDRASAL® y LACTIflor+® Kids, que contribuye a restaurar y recuperar la flora intestinal y fortalece el sistema inmunitario. 

    Hidrasal Lactiflor_kids

    Consejos para prevenir la deshidratación en niños:

    • Fomentar el consumo de agua.Niña fruta
    • Tomar frutas y verduras, que ayudan a reintegrar los fluidos corporales.
    • Vestirlos con ropa fresca y de colores claros.
    • Evitar la exposición al sol en las horas centrales del día.
    • Usar sombreros o gorras durante periodos prolongados al sol.
    • Mantener la piel hidratada.
    • No someterlos a cambios bruscos de temperatura ni ofrecerles líquidos fríos.
    Leave a reply →