• 16 DIC 15
    • 0
    Disbiosis intestinal o síndrome de intestino permeable

    Disbiosis intestinal o síndrome de intestino permeable

    QUÉ ES

    La disbiosis intestinal (también llamada disbacteriosis intestinal o síndrome del intestino permeable) es un importante desequilibrio de la microbiota intestinal. Estos cambios en la concentración de las bacterias intestinales pueden contribuir al desarrollo o empeoramiento de muchos trastornos o enfermedades crónicas y degenerativas intestinales: hinchazón abdominal, estreñimiento crónico, enfermedad inflamatoria intestinal o síndrome de intestino irritable (SII), migrañas, enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, etc.

    CAUSAS

    Las causas que pueden provocar este desequilibrio son: el estrés, ciertos medicamentos (como los antibióticos), el exceso de proteínas y azúcares en la dieta, malos hábitos en la nutrición, agentes contaminantes, etc. Diferentes estudios indican que las dietas prebióticas (ricas en fibra) y probióticas (ricas en lácteos y leches fermentadas) favorecen el crecimiento de las bacterias intestinales beneficiosas.

    LA DISBIOSIS INTESTINAL Y LA CALIDAD DE VIDA

    La disbiosis intestinal ocurre con mayor frecuencia en países desarrollados, debido al estilo de vida, y tiene sus peores consecuencias con el paso de los años, no solo debilitando nuestra salud, sino también acelerando nuestro envejecimiento.

    Cuando el intestino se inflama, no absorbe adecuadamente los nutrientes y entonces aparece fatiga general e hinchazón abdominal, pudiendo derivar en alergias alimentarias, artritis, fibromialgia y un sinfín de patologías que aparentemente nada tienen que ver con el intestino y que solemos achacar a la edad, en vez de darle importancia a su verdadero origen, que es la incapacidad del intestino de absorber los nutrientes con eficacia, pues por causa de la disbiosis, el intestino se vuelve permeable y ocurren fugas de toxinas a través de la pared intestinal que sobrecargan el hígado. Con ello, se produce una disminución de la capacidad depuradora del intestino y de la tolerancia a las sustancias químicas cotidianas.

    ¿CÓMO PODEMOS AYUDAR A REVERTIR LA DISBIOSIS?

    Para ayudar a revertir la disbiosis intestinal debemos prestar especial atención a la alimentación con el fin de disfrutar de una buena calidad de vida. Además, sería conveniente adoptar medidas sencillas: ejercicio moderado, suficientes horas de descanso y una dieta equilibrada.

    Además se aconseja la toma de un complemento alimenticio que combine la presencia de probióticos y prebióticos de calidad, en su composición.

    VitaPLUS® Boulardii es un complemento alimenticio de acción simbiótica (combina probióticos y prebióticos), que favorece la supervivencia e implantación de los probióticos, por tanto su actividad en el tracto gastrointestinal, y el crecimiento frente a microorganismos potencialmente patógenos.

    VitaPLUS Boulardii sticks

     

    Combina por un lado dos tipos de microorganismos, la levadura probiótica denominada Saccharomyces boulardii CNCM I-1079 250 mg (5·109) y las bacterias lácticas Lactobacillus rhamnosus R0011 4·109 y Lactobacillus helveticus R00524·109,  asociación ampliamente estudiada. En concreto Lactobacillus rhamnosusR0011 y Lactobacillus helveticus R0052 cuentan con más de 21 estudios publicados acerca de su seguridad, identidad y mecanismos de acción probiótica. Especialmente, han demostrado su actividad en diarreas asociadas a antibióticos, erradicación de Helicobacter pylori, trastornos gastrointestinales pediátricos, síndrome del intestino irritable, intolerancia a la lactosa, dermatitis atópica y disbacteriosis vaginal.

    Por otro lado tenemos los beneficios propios de los Fructooligosacáridos (FOS-Actilight®), con las cadenas más cortas de FOS disponibles (scFOS).  El efecto prebiótico de Actilight® ha sido demostrado en más de 50 estudios clínicos realizados en humanos.

    VitaPLUS® Boulardii se presenta en cómodos sticks bucodispersables,puede ser utilizado a partir de 3 años de edad, es apto para intolerantes a la lactosa, celíacos y diabéticos, y no requiere conservación en frío.

    Leave a reply →