• 25 ENE 17
    • 0
    ¿Hay relación entre microbiota intestinal y depresión?

    ¿Hay relación entre microbiota intestinal y depresión?

    Hasta ahora, si ibamos al médico con síntomas de depresión, lo más probable es que tras una análisis de las posible causas es que nos recetara antidepresivos.

    Sabemos que en pacientes que no padecen depresión severa, en un alto porcentaje los pacientes no responden, además de sufren los efectos secundarios como menor deseo sexual, nerviosismo, cansancio, estreñimiento, boca seca.

    Recientes estudios están demostrando que la influencia del intestino en el cerebro. No sólamente como órgano productor de serotonina, sino porque alberga millones y millones de bacterias que conforman nuestra microbiota intestinal. Esta microbiota interviene en multitud de procesos de nuestro organismo sobre todo en metabolismo e inmunidad. Microbiota

    Una dieta pobre en variedad y rica en proteína y grasas, puede provocar una alteración de los equilibrios existentes entre las bacterias, produciendose una disbiosis, dando lugar a: enfermedades inflamatorias intestinales, alergias, obesidad, depresión, trastornos obsesivos e incluso cáncer.

    Un de las soluciones que se están demostrando más eficaces es mejorar nuestra alimentación, estos son algunos consejos:

    – Comer una gran variedad de alimentos frescos y ricos en fibre (el no me gusta se tiene que acabar). A  mayor diversidad de bacterias intestinales, mejor para la salud. Pero cada especie bacteriana requiere su “carta” de nutrientes, lo cual exige variedad de alimentos frescos.

    – Toma complementos con probióticos. Existen muchas clases de probióticos, debes elegir uno que contenga la mayor cantidad y variedad de cepas bacterianas posibles, para poder recolonizar tu intestino rápidamente y devolverle las funciones.

    – Toma alimentos fermentados. Las bacterias del yogur, el chucrut, el kefir, el tempeh, el kimchi, el natto… mantienen controlados a los microorganismos inflamatorios.

    – Evita los edulcorantes artificiales.

    – Cubre tu necesidad de polifenoles. Son potentes antioxidantes -presentes en el cacao, el hollejo de las uvas, el vino tinto, el té verde, las cebollas o los arándanos- que acaban siendo digeridos en el colon por las bacterias intestinales y produciendo un efecto antiinflamatorio.

    Lactiflor

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply