• 24 ABR 17
    • 0
    ¿Sabes qué es la infección de orina o cistitis?

    ¿Sabes qué es la infección de orina o cistitis?

    ¿Qué es la infección de orina o cistitis?

    La infección de orina o cistitis está provocada por la introducción e implantación de microorganismos patógenos en el tracto urinario.

    Las causas son dos:

    – Los microrganismos acceden a las vías urinarias (abertura en la punta del pene o de la uretra, según se trate de un hombre o de una mujer), que es el caso más frecuente.

    – Los microorganismos entran a través del flujo sanguíneo, causando una infección que afecta directamente a los riñones, llamada pielonefritis.

    Las infecciones de las vías urinarias más habituales son las producidas por bacterias, aunque también pueden presentarse a causa de virus, hongos o parásitos.

    El 90% de las infecciones de orina o cistitis la responsable es la bacteria llamada Escherichia Coli, que normalmente vive en el intestino y es desde dónde produce las infecciones de orina recurrentes o cistitis recurrentes.Urocran forte-causas infeccion de orina o cistitis

    ¿Quién puede padecer cistitis?

    – Los hábitos alimenticios no saludables, es decir, tomar una dieta rica carne y pobre en fibra, lo que lleva a u estreñimiento crónico y al desarrollo de bacterias patógenas en el intestino grueso. Estas bacterias pueden colonizar la uretra y producir múltiples infecciones de orina o cistitis.

    – Cualquier anormalidad que provoque una obstrucción del flujo de orina (piedras en el riñón, estructuras anómalas, etcétera,) puede inducir a una infección urinaria.

    – Una próstata dilatada puede frenar el flujo de orina, por lo que incrementa el riesgo de infección.prostatitis-infección de orina o cistitis-urocran forte

    – Las personas sondadas con catéteres pueden desarrollar más fácilmente infecciones procedentes de dichos instrumentos.

    – Los mayores se ven afectados por este tipo de infecciones con mayor frecuencia, así como las que sufren una disminución del sistema nervioso, que les impide controlar la vejiga a voluntad.

    – Por otra parte, cualquier desorden que produzca una supresión en el sistema inmune incrementa el riesgo de sufrir una infección urinaria, ya que este sistema es el encargado de mantener a raya los microorganismos patógenos responsables de las infecciones.

    – También se dan en bebés nacidos con alguna deformación del tracto urinario, que a menudo han de ser corregidos mediante cirugía.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply