• 06 FEB 17
    • 0
    Infecciones de orina en hombres

    Infecciones de orina en hombres

    Debido a razones puramente anatómicas, el ascenso de las bacterias por la uretra en el hombre es más difícil, sin embargo pueden ocurrir circunstancias como una mala evacuación de la orina, llevar sondas, un crecimiento prostático, etc., que impiden el vaciamiento de la vejiga, favoreciendo las infecciones de orina.

    Las infecciones del tracto urinario (ITU) son un problema por sus posibles complicaciones y sus consecuencias a largo plazo.

    ¿Cuándo son más frecuentes las infecciones de orina en los varones?

    – Son más frecuentes en la población infantil (sobre todo en menores de dos años) siendo la causa principal malformaciones o problemas funcionales que favorecen las infecciones.

    Se calcula que afecta al 1%-3% de lactantes y preescolares. En algunos casos se acompañan de anomalías estructurales, y en otros casos, el origen puede estar en problemas de tipo funcional.

    – En los mayores de 65 años, debido mayoritariamente a la obstrucción urinaria producida por el crecimiento prostático (tanto de origen benigno como maligno). En torno al 25-35% de los ancianos que viven en residencias geriátricas tienen bacterias en la orina.

    Pacientes portadores catéteres

    Uno de los factores más comunes y que más predisponen a padecer una ITU es la manipulación de la uretra. Concretamente, lo más frecuente es la colocación de una sonda ya que facilita la entrada de microorganismos al aparato urinario. Debe limitarse su uso a pacientes que sufran retención urinaria, a pacientes críticos o con fallo renal agudo que requieren un control preciso del volumen de orina que producen.

    En cuanto a los pacientes portadores de sonda de forma permanente y prolongada, ante una ausencia clara de síntomas, no se deben tratar con antibióticos, pues lo habitual es que en las muestras de orina siempre aparezcan bacterias, sobre todo si la sonda lleva colocada varios días.

    Síntomas de infección en la próstata

    Si la infección se produce en la próstata, el paciente orinará frecuentemente, con dolor y tendrá escozor. Además tendrá la sensación de micción incompleta, molestias en la parte inferior del abdomen y su orina tendrá aspecto turbio, incluso puede aparecer sangre en la orina.

    ¿Cómo se diagnostica una ITU?prostatitis-infección-urocran-forte

    El diagnóstico se basa el estudio de la orina mediante observación al microscopio o tiras reactivas, aunque pueden dar falsos positivos y los más normal es hacer uno urocultivo.

    ¿Cuál es el tratamiento de una ITU?

    El éxito del tratamiento depende del antibiótico elegido, la existencia o no de anomalías anatómicas y del órgano afectado (mucosa vesical, próstata, epidídimo, etc). La localización precisa del lugar donde se origina la infección es importante para un adecuado planteamiento terapéutico. En caso de prostatitis se usarán tratamiento prolongados de 3-4 semanas).

    Tanto el tratamiento antibiótico con dosis única como una pauta corta (3-4 días) deben evitarse en el caso de ITU en el varón.

    El tratamiento ideal de una ITU también debe incluir una hidratación adecuada para reducir la población bacteriana. Además es aconsejable el uso de complementos alimenticios ricos en D-Manosa y PAC (proantocianidinas), que ayudarán a reducir la carga bacteriana tanto en próstata como en vejiga.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply