• 30 NOV 16
    • 0
    Infecciones vaginales (o vulvovaginitis) en niñas

    Infecciones vaginales (o vulvovaginitis) en niñas

    Las infecciones vaginales o vulvovaginitis son infecciones del área vaginal. Son frecuentes en niñas debido a la falta de estrógenos, lo que hace que la vagina sea fácilmente colonizable por bacterias y hongos.

    Son más frecuentes entre los seis y nueve años, aunque pueden verse en otras edades.

    ¿Por qué se producen las infecciones vaginales en edad infantil?

    Normalmente puede existir un componente de malos hábitos de higiene, como limpiarse el área genital de atrás hacia delante, de forma que se arrastran las bacterias del área anal al área vaginal. También puede deberse al uso de la ropa ajustada que favorece la sudoración e impide la transpiración. O el roce con superficies duras, como el suelo, cuando están jugando en él.

    En niñas pequeñas, la entrada a la vagina no está cubierta todavía por la vulva y los labios mayores como en la mujer adulta, por lo tanto está más expuesta. La mucosa que protege y recubre por dentro es de menor tamaño, pues la niña aún no tiene niveles suficientes de estrógenos, que hacen que la mucosa sea más madura y gruesa.

    En la edad infantil y adolescencia las causas de las infecciones sobre todo están causadas por infecciones por hongos después de un tratamiento antibiótico, porque estos alteran la flora normal de la zona y también por las enfermedades de transmisión sexual en adolescentes que mantienen relaciones sin protección.

    En verano también se producen infecciones en niñas por el uso de bañadores mojados durante muchas horas.

    Qué síntomas producen las vulvovaginitis o infecciones vaginales en niñas.

    Uno de los más característicos es la presencia de flujo vaginal espeso y abundante, que suele llamarl la atención de las niñas y sus padres.

    La presencia de este flujo vaginal sólo es normal durante las etapas de la infancia, al nacer, por paso de hormonas maternas, y en la época preadolescente, pues precede la aparición de la regla.

    Durante el resto de la etapa infantil la presencia de flujo vaginal debe ser consultada siempre.

    Otros síntomas que pueden verse con el picor o las molestias, la inflamación y sobre todo el enrojecimiento del área genital, molestias al orinar e incluso pequeñas pérdidas involuntarias de orina.

    Qué complicaciones puede producir las vulvovaginitis o infecciones vaginales en niñas.

    En las enfermedades de transmisión sexual la infección puede progresar y afectar al cuello uterino de las adolescentes, produciendo cervicitis, y esta puede progresar llegando a producir cuadros más severos, como la enfermedad pélvica inflamatoria.

    La enfermedad pélvica inflamatoria si puede productir un intenso dolor abdominal, sobre todo a la palpación y es una complicación muy severa.

    Cómo se diagnostican las vulvovaginitis o infecciones vaginales en niñas.

    El pediatra valorará a la niña en conjunto y sobre todo el área genital y anal, ya que a veces las infecciones pueden estar causadas por parásitos que proceden del área anal.

    En los casos en los que exista sospecha se puede utilizar una serie de pruebas complementarias, como un cultivo de una muestra de exudado vaginal, cultivos de orina e incluso heces. En casos muy concretos puede ser útil la realización de una analítica de sangre.

    Cómo se trata la vulvovaginitis o infecciones vaginales en niñas.

    El tratamiento estándar es un antibiótico o antimicótico, asociado con el uso de probióticos orales y vaginales que ayuden a la restaurar la microbiota vaginal.

    El uso de probióticos orales y vaginales deberá mantenerse durante cierto tiempo para prevenir una recaída

    El tratamiento debe acompañarse de medidas higiénicas como baños con agua y geles de higiene íntima adaptados al uso genital infantil con pH inferior a 5.

    Qué pronostico tienen las vulvovaginitis o infecciones vaginales.

    Con un tratamiento combinado de antibiótico (contra bacterias) o antimicótico (contra hongos) y probióticos orales y vaginales es bastante bueno.

    Cómo prevenir las vulvovaginitis o infecciones vaginales.

    Son fundamentales una serie de hábitos de higiene, como que la niña se lave las manos siempre antes de manipular sus genitales, que se limpie siempre de delante hacia atrás, evitar la ropa ajustada y usar productos adecuados a una higiene íntima femenina.

    En las adolescentes que deseen mantener relaciones sexuales es fundamental el uso de preservativos, que no sólo previenen el embarazo sino el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

    Actifemme íntimo es un gel suave, sin jabón, para el cuidado íntimo diario. Tiene cinco propiedades; protege, calma, hidrata, desodoriza y regula el pH de la zona íntima. Es ideal para ser utilizado en niños a partir de 5 años.

    Infecciones vaginales-vulvovaginitis-actifemme intimo-actifemme-niñas

     

    Leave a reply →