• 31 AGO 13
    • 0
    La salud de los niños y la vuelta al colegio

    La salud de los niños y la vuelta al colegio

    El uso de simbióticos ayudará a estabilizar su flora intestinal y fortalecerá su sistema inmunitario, ayudando a prevenir futuras infecciones.

    Después de casi tres meses de descanso, de libertad de horarios, de mayor libertad a la hora de alimentarse, niños y padres comienzan a prepararse para la vuelta a la rutina el próximo Septiembre.

    La vuelta al colegio o la guardería, trae además de nuevos conocimientos y amigos para bebés y niños, y el aumento de algunas enfermedades comunes en menores de 5 años.

    Los pediatras aseguran que los meses de septiembre y octubre son la época de mayor riesgo de contagio de enfermedades infantiles, debido al contacto ocasional y a la gran cantidad de escolares concentrados en aulas cerradas.

    Por tanto, cuando empieza un nuevo curso escolar, es normal que el número de pacientes aumente en las consultas médicas.

    Por lo general, se trata de enfermedades víricas o que forman parte del desarrollo del niño. Catarros y resfriados son las más habituales en estas épocas del año. Contrariamente a lo que se piensa, la causa principal de este aumento de enfermedades, no es tanto que haya muchos niños juntos en un aula, sino la falta de una correcta ventilación de las instalaciones.

    La diarrea aguda es otra de las enfermedades más frecuentes en los niños durante el otoño (en ocho de cada diez casos es originada por un virus).

    Para que los niños no sean víctimas de la diarrea aguda se recomienda darles de beber agua mineral, lavarse las manos al preparar alimentos y después de ir al baño; lavar bien los alimentos y utensilios como biberones.

    Normalmente, el curso de estas enfermedades no requiere un tratamiento especial, aunque sí específico, haciendo que el niño se recupere en tres o cuatro días. Todo dependerá de la salud y defensas que tenga en ese momento y su edad. Cuanto más pequeño sea el niño, más posibilidades tendrá de contagiarse.

    En caso de deshidratación aguda, se recomienda el uso de sueros de rehidratación oral (Hidrasal), junto con el uso de simbióticos específicos para niños (Lactiflor® Kids)

    Los simbióticos son una mezcla de bacterias de nuestra flora intestinal y fibra prebiótica que favorecen su crecimiento. La flora intestinal es fundamental en la digestión y absorción de los nutrientes de los alimentos, de la regulación de la consistencia de las heces y de la estimulación del sistema inmune.

    A la lista de problemas comunes de salud causados por la vuelta al colegio de los niños (gripes, catarros, diarreas, dolores de espalda, mala visión y piojos) hay que sumar también el asma. Y es que los ingresos hospitalarios de niños por asma crecen un 25% con el inicio de las clases. Tos persistente, pitos en el pecho y dificultad al respirar, principales síntomas El asma es una enfermedad crónica que afecta al 10% de los niños españoles de entre 6 y 14 años, y aunque la percepción es que la prevalencia va en aumento, no se dispone de datos científicos que lo avale.

    El inicio del curso es la época que mayor absentismo escolar, de tal forma que el 54% de los niños asmáticos pierden días de colegio. Los casos se agudizan a partir de las dos semanas del regreso a las aulas. La causa de que el asma crezca con la ‘vuelta al cole’ está en el incremento de infecciones respiratorias por virus, cuya propagación favorece el aire frío, y a la práctica habitual y continuada de ejercicio físico. Sólo el 13% de los niños entre 12 y 18 años tiene su asma controlada.

    Algunos consejos que los padres deben tener en cuenta para ayudar a sus hijos a comenzar el colegio con buen pie y sin que se resienta su salud. Lo principal es incidir en la alimentación y el descanso para favorecer que los niños estén sanos y fuertes:

    1. Llevar una alimentación equilibrada y variada a los niños. Es fundamental que los alimentos que ingieran los niños refuercen su sistema inmunitario. Deben ser 5 comidas diarias.
    2. Dormir bien. Al menos 10 horas al día en menores de 5 años. Le permitirá estar más relajados y podrán asimilar mejor todos los cambios.
    3. Mantener a los niños muy bien hidratados. De esta manera su organismo funcionará mejor.
    4. Acudir siempre al médico o farmacéutico cuando el niño presenta síntomas de alguna enfermedad. Evitar la automedicación.
    5. Asumir que es normal que los niños enfermen, y no agobiarse por ello, ya que la mayoría de estas enfermedades son leves y no causan mayor trastorno. A pesar de todo, las enfermedades son necesarias para la formación de su sistema inmunológico.
    Leave a reply →