• 01 ABR 15
    • 0
    La sequedad vaginal y las infecciones de orina durante la menopausia

    La sequedad vaginal y las infecciones de orina durante la menopausia

    El estrógeno, una hormona natural producida por el cuerpo, ayuda a mantener la vagina lubricada y flexible. Después de la menopausia, como los niveles de estrógeno disminuyen, aparece la sequedad vaginal y las paredes de la vagina adelgazan. Como consecuencia de esto, el sexo puede dejar de ser placentero y llegar a ser doloroso.

    También como consecuencia de la disminución de los niveles de estrógeno, aumenta el riesgo de infecciones de orina recurrentes o cistitis recurrente. Además, las pérdidas de orina pueden llegar a ser un problema, ya que el apoyo muscular de la vejiga y la uretra se debilita   (esto también puede ocurrir después del parto, debido a la tensión en los tejidos).

    sequedad

    Consejos para hacer frente a la sequedad vaginal y las infecciones urinarias o cistitis recurrentes:

    – Utiliza cremas hidratantes vaginales de larga duración.

    – Utiliza cremas o geles (con receta o sin receta) vaginales no hormonales.

    – Si las cremas hidratantes y lubricantes no son suficientes, el estrógeno vaginal (un medicamento de prescripción) se encuentra disponible en forma de cremas, anillos o tabletas.

    – Utiliza un gel para la higiene íntima con propiedades hidratantes, calmantes, antiinflamatorias, calmantes, antisépticas, descongestivas y protectoras. Actifemme® íntimo es un gel suave, sin jabón, que reúne todas estas propiedades gracias a sus ingredientes activos.

    – Toma isoflavonas de soja, disminuyen los síntomas característicos de la menopausia, como la sequedad vaginal, sofocos, sudor nocturno, cambios en el estado de ánimo, estreñimiento, etc. Actifemme® contribuye a aliviar los síntomas asociados a la menopausia, rico en isoflavonas de soja, calcio, magnesio, vitaminas B6, C, D, K y fibra prebiótica. La dosis diaria recomendada es de 1 comprimido al día.

    – Bebe mucha agua para ayudar al cuerpo a mantenerse hidratado.

    – Haz ejercicio para mantener el tono muscular.

    – Practica técnicas de Kegel para fortalecer los músculos del suelo pélvico que soportan la vejiga y la uretra.

    Los ejercicios de Kegel ayudan a reafirmar el canal vaginal, controlar el flujo de la orina y mejorar el orgasmo. Para asegurarte de que sabes cómo contraer los músculos del suelo pélvico correctamente, trata de detener el flujo de la orina cuando estés en el baño. Si puedes hacerlo, has encontrado los músculos adecuados.

    Para hacer los ejercicios de Kegel, vacía la vejiga y siéntate o acuéstate. Contrae los músculos del suelo pélvico durante tres segundos y después relájate durante otros tres segundos. Repite 10 veces. Una vez que hayas perfeccionado las contracciones de tres segundos, trata de hacer el ejercicio durante cuatro segundos y luego reposa durante cuatro segundos también, repitiendo 10 veces. Poco a poco aumenta el tiempo hasta llegar a mantener los músculos del suelo pélvico contraídos durante 10 segundos, relajando durante otros 10 segundos. Lo ideal sería repetir el conjunto de 10 ejercicios tres veces al día.

    sp-kegel

    – Informa a tu médico o farmacéutico acerca de cualquier medicamento que estés tomando. Algunos pueden empeorar la sequedad vaginal.

    Urocran Forte Triple acción

    – Si tienes infecciones de orina recurrentes, toma Urocran® Forte. La dosis diaria reco mendada es de 1 sobre al día, por la noche. Urocran®Forte es el único producto con triple acción contra las infecciones urinarias recurrentes, con arándano rojo americano altamente concentrado, D-manosa, una poderosa combinación de bacterias probióticas.

    Leave a reply →