• 29 MAR 17
    • 0
    Las llagas o aftas bucales no dejan dormir a los niños ni a los padres

    Las llagas o aftas bucales no dejan dormir a los niños ni a los padres

    El dolor es tan intenso que los niños con llagas o aftas bucales no son capaces de relajarse y dormir

     

    Las llagas o aftas bucales son uno de los grandes miedos que tienen los padres, ya que impiden dormir y descansar al niño y por lo tanto a los padres.

    Como sabemos, la llegada de un bebé a casa cambia radicalmente la vida de pareja y los hábitos de los padres.

    niño-llagas o aftas bucales-dolorPero a medida que los niños crecen, los problemas también. Los niños a partir de los dos años ya saben desenvolverse bastante bien, aunque todavía se darán bastante porrazos y culetazos. Los niños ya corren y empiezan a saber saltar con ambos pies, son capaces de cargar con juguetes mientras caminan, pueden ponerse de puntillas y algunos valientes ponerse a la pata coja. También empiezan a saber trepar por los muebles y sofás, y comienzan querer subir las escaleras.

    Aunque ya sean bastante independientes aún siguen teniendo muchos comportamientos de bebés.

    Cuándo se dan un golpe o se meten algo en la boca, o les empiezan a salir las muelas superiores e inferiores suelen aparecer heridas en las encías y fiebre. Estas llagas o aftas bucales son dolorosísimas para ellos, ya que además de tener el umbral del dolor inferior al de los adultos, su piel es mucho más delicada.

    Estas llagas o aftas bucales les van a impedir comer, beber, besar y hablar bien. Bastantes niños aún siguen tomando algún biberón a los dos años, por lo que el movimiento de succión es un tormento para ellos.

    Este dolor les va a impedir poder dormir y descansar, con lo que los niños entran en un círculo de cansancio y sueño continuo, que acaba agobiando a los padres, al no dormir tampoco y no saber exactamente qué hacer ni qué ponerle al niño en la herida para le alivie.

    Hasta ahora no existía ningún producto que se pudiera aplicar en niños menores de 6 años. Zoralan®oral es el único que se puede usar en niños a partir de 2 años.protege-rapida-curacion-zoralan-llagas o aftas bucales

    El tratamiento con Zoralan®oral de llagas o aftas bucales en niños de 2 años alivia rápidamente el dolor y favorece una rápida cicatrización.

    Zoralan®oral actúa en menos de un minuto, así que los niños pueden comer, beber y dormir en cuánto usa Zoralan®oral.

    Si quieres saber más sobre porqué aparecen las llagas y consejos sobre cómo tratarlas y evitar que aparezcan pincha aquíZoralan-llagas o aftas bucales

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply