• 04 NOV 16
    • 0
    Microbiota intestinal la importancia de un buen equlibrio

    Microbiota intestinal la importancia de un buen equlibrio

    Microbiota y salud

    La microbiota, microflora o flora intestinal es el conjunto de microorganismos que habitan de manera habitual en nuestro intestino. Nuestra microbiota intestinal contiene 100 billones de microorganismos, incluyendo como mínimo 1.000 especies diferentes de bacterias. De hecho, la microbiota intestinal puede pesar hasta 2 kg.

    Un tercio de la microbiota intestinal es común en la mayoría de las personas, mientras dos tercios son específicos. En otras palabras, podríamos describirla como el carné de identidad personal, ya que es única a cada individuo.

    La concentración y complejidad de la microbiota aumenta a medida que avanzamos en el intestino. En el intestino delgado los niveles van desde 104 unidades formadoras de colonias (ufc) por gramo en el duodeno, hasta 108 ufc/g en el íleon. El mayor número de bacterias reside en el intestino grueso. En el colon las concentraciones son del orden de 109 a 1012 ufc/g, constituyendo la denominada microbiota dominante.

    Aunque cada uno de nosotros tiene una microbiota única, todas cumplen las funciones fisiológicas:

    – Ayuda al cuerpo a digerir alimentos que el estómago y el intestino delgado no son capaces de digerir.

    – Contribuye a la producción de algunas vitaminas (B y K).

    – Ayuda a combatir las agresiones de otros microorganismos, manteniendo la integridad de la mucosa intestinal.

    – Desempeña un papel importante en el sistema inmune, actuando como efecto barrera.

    Una microbiota intestinal saludable y equilibrada es fundamental para asegurar una función digestiva adecuada.

    La composición de nuestra microbiota evoluciona a lo largo de toda nuestra vida, desde que nacemos hasta que nos hacemos mayores y, al mismo tiempo, está influenciada por múltiples factores del entorno.

    Las diarreas asociadas a la toma de antibióticos, las diarreas del viajero, las diarreas virales (producidas por rotavirus en la edad infantil) o diarreas de origen inespecífico producen un desequilibrio en la microbiota intestinal. También producen desequilibrios las situaciones de estrés, dietas inadecuadas e intolerancias alimentarias.

    VitaPLUS® Boulardii, gracias a la asociación optima de probióticos y prebióticos, contribuye a restaurar el equilibrio de la microbiota intestinal.

    VitaPLUS Boulardii sticks

    Combina por un lado dos tipos de microorganismos, la levadura probiótica denominada Saccharomyces boulardii CNCM I -1079 y las bacterias lácticas Lactobacillus rhamnosus R0011 y Lactobacillus helveticus R0052,  y por otro los beneficios propios de los Fructooligosacáridos (FOS-Actilight®), con las cadenas más cortas de FOS disponibles.

     

    Leave a reply →