• 17 FEB 17
    • 0
    Sexo oral y Microbiota. Riesgos

    Sexo oral y Microbiota. Riesgos

    Antes de hacer nada toma precauciones

    Existen falsas creencias sobre que el sexo oral es una alternativa más segura que la penetración. La microbiota oral es un aliado que debemos cuidar para ayudar a prevenir infecciones.

    La práctica del sexo oral está aumentando entre los jóvenes menores de  25 años puesto que no existe riesgo de embarazo. Sin embargo, al igual que en otras acciones sexuales, el sexo oral está relacionado con la transmisión de múltiples enfermedades e infecciones.microbiota-oral-brakets

    La boca posee una microbiota característica, debido a las condiciones peculiares de nutrientes, pH y humedad, y muy variable en función de distintos factores como caries, existencia de dientes, ortodoncias, dentaduras postizas, etc…

    La microbiota oral va cambiando y se adapta en función de nuestra edad, habitos alimenticios.

    El mayor efecto beneficioso de la microbiota oral es impedir que las bacterias patógenas se establezcan en la boca, bien por acción de la microbiota local o por la inducción de anticuerpos.

    Los factores que regulan la composición, desarrollo, cantidad y distribución de la microbiota oral son de cinco tipos:

    – Fisicoquímicos: humedad, pH y temperatura.

    – De agregación: limpieza de dientes.

    – Nutricionales: tipo de alimentación.

    – Protectores: saliva y masticación.

    – Nocivos para la microbiota: infecciones bucales

    Cuidar nuestra microbiota ayuda a prevenir enfermedades. Las más importantes son:

    El virus del papiloma humano (VPH): enfermedad de transmisión sexual más común y una de las más peligrosas porque puede causar verrugas genitales y derivar en algunos tipos de cáncer.

    VIH (sida): El virus de inmunodeficiencia humana se puede transmitir por la sangre, el semen y los flujos vaginales, por lo que es uno de los principales riesgos del sexo oral.

    Herpes: puede provocar la aparición de costras y llagas en la zona de los genitales, en el recto y el ano.

    Gonorrea: puede provocar dolor de garganta, problemas al tragar y, si no se sigue el tratamiento adecuado, puede llegar a provocar esterilidad.

    Sífilis: enfermedad de transmisión sexual que se contagia por una bacteria a través del sexo vaginal, anal u oral.

    Clamidia: enfermedad se transmite a través de un parásito genital y sus síntomas son similares a los de un resfriado común.

    Recomendaciones

    Dadas las características contagiosas que tienen el semen y el flujo vaginal, se aconsejan no ingerirlo, practicar el sexo oral usando preservativos y vigilar posibles heridas en la boca y en el área de los genitales.

    Por lo que os recomendamos que antes de hacer nada si no conocéis a la persona con la que vais a tener sexo, tomad precauciones. Ya sabéis más vale una vez colorado que ciento amarillo.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply