• 01 SEP 13
    • 0
    Síndrome post vacacional en niños

    Síndrome post vacacional en niños

    La adaptación de nuevo a los horarios fijos puede provocar síndrome post vacacional en niños.

    Una vez más llega Septiembre, y con él, la cuesta de Septiembre, los nervios, los cambios de colegio, encuentro con viejos amigos, conocer nuevos amigos, mayor contagio de enfermedades leves comunes, y lo más oído estos últimos años, el síndrome post vacacional en niños.

    El síndrome post vacacional en niños, no es más que el esfuerzo psíquico y físico que debe hacer el organismo al tener que volver a unos horarios fijos para acostarse y levantarse, y por supuesto la vuelta al esfuerzo en el colegio, que ya había quedado olvidado en algún rinconcito de la memoria de las vacaciones.

    Según un estudio realizado por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, este síndrome afecta a los niños entre un 5 y un 8% (principalmente a los hijos de padres que también lo sufren).

    Algunos signos son tristeza, apatía, decaimiento, falta de concentración, incluso, a veces, cierta ansiedad e irritabilidad, y en casos extremos, dolor de cabeza, de estómago o incluso insomnio.

    Para evitar estos signos, debemos intentar habituar a los niños lo antes posible a los nuevos horarios, incluso una semana antes de volver al colegio, también es conveniente en esa semana previa, hacer un breve repaso de lo más importante del curso anterior, para que el cerebro se vaya activando,  intentar que los niños queden sus compañeros de colegio, y lo más importante, transmitirle al niño una actitud positiva ante la vuelta al colegio.

    En estos años en los que la sociedad española está pasando por momentos muy duros de crisis económica, el síndrome post vacacional, no puede asociarse sólo a la vuelta al trabajo o al colegio, ya que muchas personas que carecen de empleo también sufren este tipo de signos, ya que es simplemente la vuelta a la vida diaria a la que todos volvemos en Septiembre. El síndrome post vacacional en niños no debe obsesionar a los padres, simplemente hay que saber sobrellevar las primeras semanas de nervios hasta que los niños se vuelvan a adaptar.

    24591857900_d08a89eb25_o

    Leave a reply →