¿Picores en tu zona íntima? Hablamos sobre ello

Aunque no lo creamos, el picor vaginal es una molestia muy común en las mujeres. Puede tener origen en una causa grave o no, a continuación, vamos a ver las más comunes y recomendaciones para aliviarlo.

Picor vaginal

Principales causas del picor vaginal

Candidiasis Vaginal

Esta suele ser la principal causa por la que se produce el picor vaginal, ya que es considerado uno de sus síntomas más destacados. Los signos más frecuentes de la candidiasis vaginal o vulvovaginitis candidiásica (VVC) son:

  • Picor, escozor y ardor en genitales externos.
  • Aumento de la secreción vaginal: blanquecina con grumos y con aspecto de yogur.
  • Pequeñas heridas en vulva y periné.
  • Picor al orinar.
  • Manchar la ropa interior con flujo.

La candidiasis vaginal no es una ETS (enfermedad de transmisión sexual); las mujeres sexualmente inactivas también pueden tenerla.

Vaginosis Bacteriana

Se trata de una infección bacteriana que ocurre cuando se desequilibra la microbiota vaginal, es decir se pierden bacterias “buenas” que protegen la zona y aparecen las oportunistas. Suele ser causada por una bacteria llamada Gardnerella vaginalis.
La mayoría de las mujeres con vaginosis no presenta ningún síntoma. Aunque puede darse, el picor vaginal no es de los síntomas más comunes y no suele ser muy intenso. El flujo vaginal con mal olor suele ser el síntoma más común.

Menopausia

La menopausia se caracteriza por la alteración hormonal y la pérdida de estrógenos. Este déficit hace que la vagina quede expuesta, ya que los estrógenos se encargan de proteger algunos de los tejidos que componen las paredes vaginales y ayudando a mantener la microbiota vaginal en buen estado.
Como resultado, las paredes vaginales quedan resecas y se vuelven más vulnerables a las irritaciones y lesiones a causa de la falta de lubricación y aparece el picor vaginal. La sequedad provoca dolor y molestias durante las relaciones sexuales.

Productos químicos irritantes

El uso de jabones o geles que no sean de un pH adecuado para tu vagina puede alterar tu pH vaginal o que sus componentes químicos la dañen o influyan en la microbiota vaginal.

Los detergentes y suavizantes que se usen para lavar la ropa interior también afectan, pudiendo resultar agresivos para la zona íntima, o incluso el tipo de papel higiénico que se use, también pueden ser causantes de irritación y picor vaginal.

Higiene íntima no adecuada

Tanto la falta como el exceso de higiene íntima como los productos que no respetan el pH vaginal adecuado para tu zona íntima, pueden producir picor vaginal.
La falta de higiene facilita el asentamiento de bacterias patógenas u hongos, que pueden causar irritación y molestias en la vulva.
Cuando, por el contrario, hay un exceso de higiene íntima, se destruyen la microbiota vaginal que la protege frente a bacterias exteriores.
El uso de un gel íntimo que no esté testado dermatológicamente, que no sea sensible con el pH vaginal, puede ser otra de las causas comunes de los picores.

Recomendaciones para aliviar el picor vaginal

  • Usar ropa interior de algodón, tratando de evitar los materiales sintéticos ya
  •  que dificultan la transpiración, favoreciendo así la aparición de hongos.
  • Usar un gel íntimo adecuado a tu pH vaginal, como por ejemplo Actifemme® Íntimo.
  • Evitar la ropa apretada, este tipo de prendas favorecen la irritación por el roce y además aumentan la temperatura de la vagina.
  • Lavar la ropa interior con detergentes y suavizante adecuados,
  • Usar preservativos durante las relaciones sexuales, para evitar el contagio de ETS y por cómo puede influir el pH de la pareja.
  • Usar lubricantes en caso de notar sequedad y molestias durante las relaciones sexuales.

¿Aumento del picor vaginal durante el confinamiento?

Durante estos días han aumentado las consultas sobre el picor vaginal y hemos buscado una relación entre el aumento de este y la cuarentena.

Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente y viendo cuales son las actividades que más se están desarrollando durante el confinamiento, vemos los siguientes puntos de relación.

Las prácticas deportivas pueden favorecer la irritación vaginal, por un lado, los movimientos al hacer ejercicio aumenten el roce. Además, la ropa deportiva (aunque no practiques deporte), que suele ser apretada y sintética, dificulta la transpiración de la zona y favoreciendo la aparición de hongos.

Las relaciones sexuales si se practican de forma recurrente pueden provocar un poco de irritación en la vagina. Además, el pH de tu pareja puede afectar y alterar tu pH vaginal, dando lugar a picores.

La alimentación es un factor influyente también, se debe evitar el exceso de alimentos con alto contenido de azúcares simples ya que favorece la proliferación de hongos y bacterias.

Otro elemento son los nervios, que aumentan el picor en la mayoría de los casos y precisamente esta situación de alarma general, no favorece a la tranquilidad.

 

Esto son una serie de posibles casos que pueden estar favoreciendo la aparición de picores vaginales, si tienes algún síntoma más o si en unos días no mejoran o empeoran, te recomendamos que lo consultes con tu médico/-a o farmacéutico/-a. Aquí puedes acceder a más información sobre los posibles tratamientos del picor vaginal.

ACTIFEMME DÚO >