¿Qué es la disbiosis intestinal?

La disbiosis intestinal se produce cuando se altera la flora o microbiota y es algo cada vez más común entre la gente. Vamos a recordar qué era la microbiota y qué función tiene en el organismo, aunque si quieres saber más puedes leer este artículo.

La microbiota o flora intestinal es el conjunto de microorganismos vivos que habitan en la mucosa del intestino. El aparato digestivo está revestido interiormente por una estructura mucosa que es una zona de asentamiento de multitud de bacterias y microorganismos. Estas bacterias viven en el cuerpo humano sin generar enfermedades.

Sus principales funciones son la función metabólica (ayuda a procesar ciertas sustancias que no se han digerido en el intestino delgado) la función de barrera intestinal (ejerce un potente efecto defensivo frente a la colonización de patógenos o bacterias malas) y la función de modulación inmunológica (intervienen en el desarrollo del sistema inmunológico intestinal).

Disbiosis intestinal: causas y tipos 1

¿Por qué es importante cuidar la microbiota intestinal?

Las bacterias intestinales son cruciales para mantener el sistema inmunitario en buen estado.

Una microbiota sana es aquella en la que toda la población microbiota se encuentra en equilibrio, es decir, todos los microorganismos viven realizando sus funciones de forma correcta y en armonía. Cuando este equilibrio se rompe y la microbiota se altera es cuando se produce la disbiosis intestinal.

¿Por qué se rompe el equilibrio de la flora intestinal?

La disbiosis intestinal sucede con más facilidad de lo que pensamos. El ritmo de vida y alimentación que llevamos hoy en día afecta directamente a la microbiota.

 

Causas y tipos de disbiosis intestinal

La disbiosis intestinal puede darse según 3 vías, bien por un aumento de patógenos, una pérdida de microorganismos beneficiosos o de su variedad. Una microbiota intestinal alterada genera un sistema inmune más débil. Esto evita que el cuerpo produzca la cantidad necesaria de ácidos grasa de cadena corta, que tienen un papel fundamental en la prevención de patologías crónicas.

Cuando la microbiota se ve alterada, fundamentalmente es por la mala alimentación, el abuso o el mal uso de antibióticos, el estrés, el sedentarismo, los hábitos tóxicos y la contaminación medioambiental.

El abuso o mal uso de antibióticos puede afectar directamente a la microbiota. Los antibióticos no diferencian entre las bacterias autóctonas y los patógenos, por lo que actúa sobre ambas, destruyendo parte de los microorganismos que nos protegen frente a patógenos, volviéndonos más vulnerables a la colonización de agentes externos. Además, las bacterias mutan en respuesta a los antibióticos debilitando así su efectividad en futuras infecciones.

Es muy importante seguir una alimentación equilibrada y variada, que permita a nuestro cuerpo disponer de todos los nutrientes necesarios. Esto ayuda a que la microbiota se mantenga estable y fuerte. El abuso de consumo de alimentos procesados y el bajo consumo de frutas y verduras son los principales inconvenientes que podemos encontrar hoy en día en la alimentación de muchas personas.

Además, es importante también que la dieta sea rica en fibra, pues resulta que la fibra es una de las principales fuentes de alimentación de los microorganismos que habitan en el intestino, es decir, ejerce una acción prebiótica.

Disbiosis intestinal: causas y tipos 2

¿Cuáles son sus síntomas?

Entre los principales síntomas que pueden indicar una disbiosis intestinal encontramos:

  • Naúseas
  • Gases
  • Malformación en las heces
  • Periodos de estreñimiento y diarreas
  • Dificultad para digerir algunos alimentos
  • Hinchazón
  • Distensión abdominal
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio
  • Irritaciones en la piel
  • Dificultad para dormir

Si varios de estos síntomas se presentan, será tu médico/a digestivo/a quien se encargue de valorarlos y podrá solicitar un examen específico que ayude a determinar si existe disbiosis intestinal.

Tratamiento para la disbiosis intestinal

Para restablecer el equilibrio en la microbiota intestinal, lo más importante es modificar los hábitos alimenticios, llevando una dieta sana y equilibrada, rica en verduras, frutas y fibra y reduciendo el consumo de comida procesada.

Otra forma de recuperar la microbiota es a través de los probióticos. Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se administran en una cantidad adecuada, tienen efectos positivos para la salud de las personas. Facilitan la digestión y la absorción de nutrientes y fortalecen el sistema inmune.

La finalidad de los probióticos es conseguir resultados beneficiosos para la salud de la persona. Los más comunes son los lactobacilos y las bifidobacterias.

Nuestra gama de productos Vitaplus® está enfocada en el cuidado del sistema digestivo y de la microbiota intestinal.

Vitaplus® Boulardii es un complemento alimenticio de acción simbiótica (combina probióticos y prebióticos), que favorece la supervivencia e implantación de los probióticos, por tanto, su actividad en el tracto gastrointestinal, y el crecimiento frente a microorganismos potencialmente patógenos.

Ayuda a prevenir las diarreas asociadas a la toma de antibióticos, diarreas del viajero, gastroenteritis aguda, diarreas bacterianas o virales (producidas por rotavirus en la edad infantil), diarreas de origen inespecífico y prevención de la infección recurrente asociada a Clostridium difficile.

Vitaplus® IB Support es un complemento alimenticio que ha demostrado mejora de la sintomatología de los Trastornos Funcionales Intestinales; mejora de la hipersensibilidad visceral y el dolor abdominal asociado a Síndrome de Intestino Irritable, reducción del dolor abdominal después de la Colonoscopia y, además, las Vitamina B12 y D3 ayudan a modular el Sistema Inmunitario reduciendo la incidencia de infecciones del tracto respiratorio superior.

COMPRAR >

¿Existen productos similares a los de Vitaplus®?
No
La formulación es única y exclusiva. No se puede sustituir por ningún otro producto, ya que no tendrá la misma fórmula ni efecto
Puede encontrar los productos en cualquier farmacia de España. Si no disponen de ellos en ese momento, la farmacia lo puede encargar y tenerlos a su disposición en 4/24h.