Deshidratación en verano

La deshidratación se produce cuando el cuerpo pierde más líquido y sales minerales del que ingiere lo que dificulta el normal funcionamiento del organismo.

¿Cómo perdemos esta agua?

Las principales formas de perder líquido son a causa de los vómitos, diarreas, sudoración excesiva, la fiebre, enfermedades que provoquen tener que orinar constantemente (esto puede pasar también por algunos medicamentos) y por supuesto, por no ingerir la suficiente cantidad de agua.
Las causas más comunes de la deshidratación son por el calor, el algo que suele ser más frecuente durante el verano, por las altas temperaturas que nos hacen sudar más.

Las personas mayores, los niños, personas que trabajan expuestas al sol, deportistas y personas con algunas enfermedades crónicas que provocan sudoración o micción con frecuencia, son las más propensas a sufrir esta afección.
Puede darse de forma leve, pero si se diese de forma grave, las consecuencias para el organismo serían más severas y difíciles de gestionar.

Síntomas de la deshidratación

Los síntomas varían dependiendo de si la deshidratación es leve o grave. Los más comunes o característicos cuando es leve son:

  • Tener mucha sed.
  • Sensación de tener la boca seca.
  • Orinar muy pocas veces.
  • Orina de color oscuro, por la elevada concentración.
  • Sudar muy poco o menos de lo habitual.
  • Sensación de piel seca, áspera y tirante.
  • Notar mucho más cansancio y debilidad que habitualmente.
  • Mareos y/o náuseas.
  • Estreñimiento

Si la deshidratación es extrema pueden darse otros síntomas como los calambres, desmayos, confusión, dejar de orinar o aceleración del ritmo cardíaco.

¿Por qué es importante estar bien hidratado?

Ya hemos mencionado que cuando el cuerpo pierde agua, no funciona correctamente. Debemos tener en cuenta que el cuerpo humano está formado por agua en su mayoría, lo que indica que es un elemento esencial en su funcionamiento.

Son muchos los órganos que necesitan estar hidratados para poder funcionar al 100%. Los primeros que se verán afectados por la deshidratación serán los riñones y la vejiga, que tardarán más tiempo en limpiar y eliminar las toxinas, lo que aumenta las probabilidades de sufrir una infección.

El cerebro es otro de los órganos que necesita cantidad de agua para trabajar correctamente. También hemos mencionado las consecuencias de la piel, que se vuelve áspera y seca, pudiendo acabar en pequeñas heridas.

Hidratación y deporte

Al realizar deporte la sudoración aumenta lo que hace que se pierda mucha cantidad de líquido de forma repentina, por eso es muy importante beber agua o soluciones hidratantes que ayuden a recuperar tanto el líquido como las sales que se pierden. Es recomendable parar cada 20 – 30 minutos de ejercicio para reponer líquido.

Hay que extremar la precaución sobre todo en verano, cuando además de la sudoración propia del ejercicio le sumamos la que produce las altas temperaturas.

Cómo recuperarse de una deshidratación

Lo principal que hay que hacer para recuperarse de la deshidratación es hidratarse ¿cómo hacemos eso?

Lo primero es recuperar el agua y las sales minerales que se han perdido, bien bebiendo agua o alguna bebida deportiva hidratante. También hay muchos alimentos encargados de aportar agua al cuerpo, por ello se deberían incluir en la dieta.

Es importante seguir una rutina de hidratación, acostumbrarnos a beber la cantidad de agua recomendada (2 litros) y prestar especial atención si haces deporte, pasas muchas horas al sol o si realizas trabajos que supongan un gran esfuerzo físico.

Para estos casos es aconsejable utilizar líquidos adicionales que potencien y optimicen la hidratación.
Hidrasal® es una gama de complementos alimenticios en forma de comprimidos efervescentes destinados al aporte de líquidos, azúcares y sales minerales en caso de deshidratación para toda la familia. Son muy fáciles de tomar y tienen un delicioso sabor a naranja, fresa o limón.

COMPRAR >

¿Existen productos similares a los de Hidrasal®?
No
La formulación es única y exclusiva. No se puede sustituir por ningún otro producto, ya que no tendrá la misma fórmula ni efecto
Puede encontrar los productos en cualquier farmacia de España. Si no disponen de ellos en ese momento, la farmacia lo puede encargar y tenerlos a su disposición en 4/24h.