PLUSQUAM PHARMA

DIGESTIVO


La mayoría de las personas pueden comer una gran variedad de alimentos sin problemas.

No obstante, para un pequeño porcentaje de la población hay determinados alimentos o componentes de alimentos que pueden provocarles reacciones adversas, que pueden ser desde pequeñas erupciones hasta reacciones alérgicas graves. Son las llamadas alergias e intolerancias alimentarias.

DIGESTIVO

Intolerancias Alimentarias


Las reacciones adversas a los alimentos pueden deberse a una alergia alimentaria o a una intolerancia alimentaria. Aunque una de cada tres personas cree que son “alérgicas” a algunos alimentos, la prevalencia real de la alergia alimentaria es tan sólo de un 2% en la población adulta. En la población infantil, la incidencia es superior al 3-7%, aunque la mayoría superan las alergias alimentarias antes de los 6 años.

Alergia o intolerancia alimentaria


La alergia alimentaria es una forma específica de intolerancia a un alimento o uno de sus componentes, que activa el sistema inmunológico, pudiéndose llegar a producir un shock anafiláctico. Frecuentemente, las alergias a los alimentos o a sus componentes se heredan, y normalmente se identifican en los primeros años de vida.

La intolerancia alimentaria afecta al metabolismo, pero no al sistema inmunológico. Un buen ejemplo es la intolerancia a la lactosa, que se da en ciertas personas por la carencia de una enzima digestiva llamada lactasa, que descompone el azúcar de la leche.

La intolerancia alimentaria puede tener síntomas similares a los de una alergia (entre ellos náuseas, diarrea y dolor abdominal), sin embargo el sistema inmunológico no interviene en las reacciones que se producen de la misma manera. No se produce shock anafiláctico.

La intolerancia alimentaria se da cuando el cuerpo no puede digerir correctamente un alimento o uno de sus componentes. Mientras que las personas que tienen realmente alergias alimentarias necesitan generalmente eliminar el alimento causante de su dieta, las personas que sufren una intolerancia pueden consumir pequeñas cantidades del alimento o del componente alimenticio, sin que se den síntomas, excepto en el caso de personas que sean sensibles al gluten.

+ INFORMACIÓN

Está demostrado que una alteración en la microbiota intestinal (disbiosis intestinal) produce alteraciones en la permeabilidad intestinal e inflamación intestinal, produciendo cambios en el sistema inmune intestinal, lo cual origina intolerancias a alimentos y dermatitis atópica.

El uso de probióticos en pacientes con dermatitis atópica como consecuencia de la intolerancia a alimentos, ha demostrado eficacia y mejora sustancial de los síntomas. 

Los probióticos pueden mejorar las intolerancias alimentarias por las siguientes razones:

  • Una microbiota intestinal sana ayuda a hacer una digestión completa de los alimentos, de tal forma que ayuda a descomponer los alimentos en pequeñas moléculas que producen menos alergias.
  • Una microbiota intestinal sana impide reduce los procesos inflamatorios intestinales como consecuencia de intolerancias alimentarias.
  • Una microbiota intestinal sana contribuye a mantener la integridad de la pared intestinal.

La administración de probióticos específicos para tratar las intolerancias alimentarias, ayuda a reducir en gran medida la inflamación intestinal.

Las bacterias probióticas de VitaPLUS® i50M han demostrado que reducen la inflamación intestinal.