Cómo reforzar el Sistema Inmunitario

El sistema inmune es muy importante dentro de nuestro organismo pues constituye nuestro sistema de defensa frente a agentes patógenos y nos protege de las enfermedades, por eso debemos tratar de reforzar el sistema inmunitario.

Mantener un buen sistema inmunitario es primordial, pues cuando funciona correctamente, no solo nos protege frente a agentes externos, si no que también garantizarla supervivencia de otros microorganismos, como los que habitan en la microbiota o los que ingerimos; y tampoco debe atacar a nuestras propias células (enfermedades autoinmunes).

Este es el motivo en el que reside la importancia de mejorar el sistema inmune y garantizar su buena actuación.

La situación vivida con la COVID-19 ha disparado el interés por el sistema inmune y su cuidado, debemos tener en cuenta que reforzar el sistema inmunitario no cambia de un día para otro y que no debe preocuparnos solo ante una crisis sanitaria, sino que es algo a lo que debemos prestar atención constantemente.

Por ello, a continuación, vamos a resumir algunas cosas muy sencillas que podemos realizar con facilidad y que pueden suponer de gran ayuda para mejorar el sistema inmune.

reforzar-el-sistema-inmunitario

8 consejos para reforzar el Sistema Inmunitario

Dormir entre 7 y 8 horas diarias

Dormir es una necesidad, la falta de sueño puede acarrear problemas para nuestra salud.

Mientras estamos dormidos se da el proceso de reparación y regeneración de células, se producen glóbulos blancos, encargados de defender el organismo y se genera energía necesaria para afrontar el nuevo día.

Cuando no descansamos lo suficiente, este proceso se rompe, afectando negativamente a nuestro sistema inmune, además nuestros reflejos y nuestra concentración disminuyen.

Evitar el estrés

Tanto el estrés como la ansiedad afectan al sistema nervioso que a su vez interfiere en el sistema inmune, debilitándolo y dejándonos más expuestos a contraer enfermedades.

Por lo tanto, debemos tratar de llevar una vida tranquila y calmada, también podemos practicar algunas actividades que ayuden a relajarnos como el yoga, la lectura o ejercicios de respiración.

Realizar ejercicio con regularidad

Hacer deporte de forma regular ayuda a que el organismo se mantenga activo y en forma. A través del ejercicio los músculos se mantienen fuertes y se puede controlar el nivel de colesterol en sangre.

El deporte está relacionado con los dos puntos anteriores, el ejercicio ayuda a cansarnos y a que nos resulte más fácil dormir por la noche.

Además, al practicar deporte nuestro cerebro segrega endorfinas (hormonas de la felicidad) lo que ayuda sentirnos mejor y más relajados.
Es importante tener en cuenta que el ejercicio llevado a un nivel extremo no ayuda a reforzar el sistema inmunitario, sino más bien lo contrario pues agotará nuestra reserva de energía provocando una bajada de las defensas.

Seguir una dieta sana y equilibrada

Para mejorar el sistema inmune debemos prestar especial atención a nuestra alimentación, cuidando que nuestra dieta sea variada y rica en vitaminas, minerales, proteínas y ácidos.

Algunas vitaminas y minerales clave para reforzar el sistema inmunitario con las Vitamina B6, Vitamina B12, Vitamina C, Vitamina D, folato, zinc, cobre, hierro y selenio.

Las proteínas constituyen elementos estructurales importantes de las células, entre ellas las células inmunitarias y los anticuerpos que ayudan a luchar contra la enfermedad.

Un buen equilibrio entre los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 es crucial para el funcionamiento correcto de las membranas de las células inmunitarias y para frenar los procesos inflamatorios.

Por lo tanto, se deben incluir en la dieta alimentos que sean ricos en estos elementos, para ayudar a que sus niveles se mantengan correctamente.

Cabe mencionar que el consumo excesivo tampoco es bueno, hay unos parámetros recomendados. Lo mejor es que acudas a tu médico/a para que te realice un análisis y te recomiende qué debes consumir y cómo hacerlo.

Medidas higiénicas

lavarse-las-manosEstas medidas son aplicables tanto para las personas como para los alimentos. Lavarse las manos con frecuencia puede evitar que los patógenos lleguen a nuestro interior, como hemos visto es una de las recomendaciones respecto a la COVID-19. Cuidar principalmente la higiene de las manos, pies y orificios del cuerpo, pero sin hacerlo de forma excesiva y con productos que respeten el pH, pues de lo contrario podemos destruir parte de la microbiota y quedar desprotegidos.

Debemos lavar bien los alimentos antes de consumirlos, sobre todo si vamos a ingerirlos crudos, así evitamos ingerir algunas bacterias o gérmenes que pueden contener.

 

Evitar malos hábitos

El consumo excesivo de alcohol y tabaco perjudican al sistema inmune, haciendo que las personas que lo consumen sean más propensas a sufrir infecciones, sobre todo los fumadores enfermedades del tracto respiratorio.

Evitar cambios bruscos de temperatura

Cuando nos exponemos a cambios bruscos de temperatura, como por ejemplo en verano si estamos en un sitio con aire acondicionado y si salimos al exterior donde hay elevadas temperaturas, el organismo debe adaptarse rápidamente a esta variación para estabilizar al cuerpo. Estos cambios tan drásticos pueden debilitar el sistema inmune y dar lugar a resfriados.

Consumir probióticos

La microbiota intestinal y el sistema inmune están estrechamente relacionados, por lo que cuidar de la flora o microbiota ayudará a reforzar el sistema inmunitario.

Una de las funciones de la microbiota es la de modulación inmunológica, Las bacterias que la forman intervienen en el desarrollo del sistema inmunológico intestinal, encargado de la protección contra agente patógenos y principal fuente de células inmunitarias defensoras del organismo.

Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se administran en una cantidad adecuada, tienen efectos positivos para la salud de las personas. Facilitan la digestión y la absorción de nutrientes y fortalecen el sistema inmune.

Pueden consumirse a través de alimentos como el yogur o a través de complementos alimenticios. Lo bueno de los complementos alimenticios es que además de probióticos puedes incluir vitaminas en un mismo producto, como por ejemplo Vitaplus® IB Support, que además de 25 mil millones de bacterias lácticas (probióticos) contiene Vitamina B12 y Vitamina D3 que contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

Una dieta equilibrada y el consumo de probióticos pueden ayudar a reforzar el sistema inmunitario.
COMPRAR >

¿Existen productos similares a Vitaplus®IB Support?

La formulación es única y exclusiva. No se puede sustituir por ningún otro producto, ya que no tendrá la misma fórmula ni efecto.

No

Puede encontrar los productos en cualquier farmacia de España. Si no disponen de ellos en ese momento, la farmacia lo puede encargar y tenerlos a su disposición en 4/24h.

 

Páginas consultadas:

https://www.gutmicrobiotaforhealth.com/es/de-la-importancia-de-la-dieta-para-nuestro-sistema-inmunitario/?utm_source=Gut+Microbiota+For+Health+-+NW+%28ES%29&utm_campaign=ebe6fb9d49-EMAIL_CAMPAIGN_2018_07_03_08_50_COPY_03&utm_medium=email&utm_term=0_7aaa1970b9-ebe6fb9d49-65031137

https://www.gutmicrobiotaforhealth.com/es/conozcamos-mejor-nuestra-microbiota-intestinal/?utm_source=Gut+Microbiota+For+Health+-+NW+%28ES%29&utm_campaign=ebe6fb9d49-EMAIL_CAMPAIGN_2018_07_03_08_50_COPY_03&utm_medium=email&utm_term=0_7aaa1970b9-ebe6fb9d49-65031137

semipyp