PLUSQUAM PHARMA

CONTROL DE PESO


El sobrepeso y la obesidad se definen como la acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Mantener un peso saludable es muy importante, ya que estar por encima o por debajo del peso ideal, puede aumentar el riesgo de padecer ciertas enfermedades asociadas al metabolismo.

CONTROL DE PESO

Sobrepeso y obesidad


Si se rompe el equilibrio en la microbiota (disbiosis), algunos microorganismos pueden llegar a transformarse en patógenos si alcanzan proporciones superiores al grado de normalidad que les corresponde.

La candidiasis vaginal es una vaginitis (inflamación mucosa vaginal) infecciosa producida por una levadura del género cándida, siendo el más común de ellos la Cándida albicans (85%)

Sobrepeso y obesidad


El número de adultos con sobrepeso u obesos está aumentando rápidamente en España, y esto se debe principalmente a los cambios en la dieta y a la disminución de la actividad física.

Conseguir tener un peso saludable ayuda a controlar los niveles de colesterol, disminuir la presión arterial y de glucosa en sangre. También puede ayudar a prevenir enfermedades relacionadas con el peso, tales como las enfermedades cardíacas, diabetes, artritis y algunos tipos de cáncer.

Comer demasiado o no tener suficiente actividad física, tendrá como consecuencia el aumento de peso, para evitarlo, las calorías que se consuman deben equivaler a la energía que consume el organismo. Para disminuir el peso, se deben ingerir menos calorías que las que consume el organismo.

PRODUCTOS
+ INFORMACIÓN

Algunos consejos para controlar el peso son:

  • Elegir alimentos bajos en grasas, azúcares y calorías
  • Comer porciones más pequeñas.
  • Beber agua en lugar de bebidas azucaradas.
  • Ser físicamente activo.

Para conseguir llevar un estilo de vida saludable, es necesario incluir en nuestra vida una serie de rutinas: comer una dieta equilibrada y tener actividad física.

Una alimentación equilibrada y saludable debe incluir lo siguiente:

  • Frutas, verduras, cereales integrales, leche y productos lácteos sin grasa o bajos en grasa.
  • Incluir carnes magras, aves, pescado, legumbres, huevos y frutos secos.
  • La dieta debe evitar el consumo de sal y azúcares añadidos.
  • La dieta debe mantenerse dentro de las necesidades calóricas del individuo.