PLUSQUAM PHARMA

DIGESTIVO


Los Trastornos Funcionales Intestinales se incluyen dentro de los Trastornos Funcionales Digestivos. Estos consisten en un conjunto de indicios que vienen provocados por alteraciones en el funcionamiento del aparato digestivo y que provocan síntomas molestos en los pacientes que los padecen y que, dependiendo de la frecuencia e intensidad en la que se presenten, pueden alterar de forma importante la calidad de vida de las personas que los soportan.

DIGESTIVO

Trastornos Funcionales Intestinales


Los Trastornos Funcionales Intestinales (TFI) son una categoría dentro de los Trastornos Funcionales Digestivos. Los TFI son aquellos en los que se dan signos o síntomas de dolor abdominal, hinchazón, distensión y/o alteración de los hábitos intestinales. Se distinguen de otros trastornos gastrointestinales basándose en su cronicidad; los síntomas deben haber aparecido 6 meses antes del diagnóstico y estar presentes durante los últimos 3 meses; en la frecuencia, los síntomas deben darse al menos un día a la semana y por la ausencia de otras anomalías anatómicas, metabólicas o fisiológicas evidentes.

Tipos de Trastornos Funcionales Intestinales:
  • Síndrome de intestino irritable (SII)
  • Estreñimiento funcional
  • Diarrea funcional
  • Distensión o hinchazón funcional
  • TFI no especificado


El Síndrome del Intestino Irritable (SII) o Colon Irritable, es el Trastorno Funcional Intestinal más común dentro de la población. Se observa dolor abdominal y cambios en el hábito evacuatorio de las deposiciones: estreñimiento, diarrea o ambos, distensión abdominal e hinchazón. El SII es un trastorno multifactorial, con factores genéticos, ambientales y psicosociales involucrados.

El Estreñimiento Funcional es un trastorno en el que predomina la defecación poco frecuente o incompleta, sin criterios para Colon Irritable, pero con síntomas presentes en los últimos 3 meses. Los factores de riesgo son el sexo femenino, la menor ingesta de calorías y la edad (mayor). Aunque no son los síntomas principales, también se puede dar hinchazón o distensión abdominal.

La Diarrea Funcional es un TFI que consiste en la presencia de heces líquidas recurrentes, presentes durante los últimos 3 meses y sin criterios para SII. Igual que en el estreñimiento, puede darse distensión o hinchazón abdominal sin ser los síntomas predominantes.

En la Distensión y/o Hinchazón Abdominal se observan síntomas de plenitud o presión abdominal, sensación de gas atrapado o aumento del perímetro abdominal, recurrentes y presentes durante 3 meses. Es posible que aparezca dolor abdominal leve o alteraciones menores en el hábito evacuatorio, sin criterios para SII. La distensión y la hinchazón pueden coincidir o darse por separado.

El Trastorno Funcional No Especificado se determina cunado no hay criterios suficientes para el diagnóstico de cualquiera de los cuatro Trastornos Funcionales Intestinales anteriores.

 

Los Trastornos Funcionales Intestinales son cuadros crónicos, que se dan con gran frecuencia en el Sistema de Salud. Determinarlos es una tarea complicada, ya que las causas de estos trastornos son multifactoriales y en en gran medida desconocidas. Además, tienen un impacto importante sobre el funcionamiento psicosocial de los pacientes afectados.

+ INFORMACIÓN

El tratamiento de un paciente con colitis ulcerosa debe asegurar:

  • Mejorar la calidad de vida del paciente.
  • Mejorar estado nutricional del paciente.
  • Eliminar los síntomas, reduciendo dolor e inflamación intestinal, tratando de evitar el uso de corticoides.
  • Evitar complicaciones derivadas de cicatrices intestinales que pueden derivar en cáncer o cirugías para extraer zonas de intestino dañadas.

Un médico digestivo o internista debe decidir cual es el tratamiento farmacológico más adecuado para el paciente con colitis ulcerosa. Es importamte que el médico recomiende a su vez un tratamiento con probióticos orales que restauran la microbiota intestinal dañada y tienen efecto antiinflamatorio, mejorando los síntomas de los Trastornos Funcionales Intestinales.

Al tener los pacientes durante períodos prolongados diarreas, es necesario tomar de forma continua líquidos o soluciones de rehidratación oral, especialmente desarrolladas para estos procesos. No tomar zumos de frutas, bebidas gaseosas o refrescantes de supermercado que no estén específicamente recomendadas por un farmacéutico o médico.

La dieta que debe seguir un paciente que sufre Trastorno Funcional Intestinal es fundamental, ya que una nutrición correcta y adaptada a sus necesidades, permitirá que su microbiota intestinal se estabilice y su sistema inmune se equilibre. Según el tipo de Trastorno la dieta será distinta, por ejemplo, para el Síndrome del Intestino Irritable se recomienda una dieta baja en FODMAP o para el Estreñimiento Funcional una dieta rica en fibra.

Como aspectos comunes, se recomienda dejar de fumar, el tabaco afecta y daña en gran medida a todo el aparato digestivo, por lo tanto empeoraría cualquiera de los TFI. Seguir una dieta variada y hacer ejercicio a diario. Intentar llevar una vida calmada y tranquila, ya que el estrés es causante y agravante de estos trastornos.

Es importante mantener un adecuado equilibrio de líquidos y electrolitos para evitar la deshidratación tras las diarreas, mediante la ingesta de sueros de rehidratación oral, caldos, sopas, infusiones.