Relación entre Urocran Forte y la diabetes

En un apartado anterior hablamos sobre la relación entre la diabetes y las infecciones de orina, en este artículo vamos a centrarnos en Urocran Forte y la diabetes y por qué este producto es una buena alternativa para personas diabéticas.

La diabetes influye negativamente en el funcionamiento del sistema inmune y aumenta los niveles de glucosa en sangre y orina, lo que provoca una alteración (deterioro) de los vasos sanguíneos y del tracto urinario.

¿Cómo afecta la diabetes a las infecciones de orina?

Los niveles elevados de glucosa en sangre que tienen las personas diabéticas favorecen la proliferación de hongos y bacterias en el tracto urinario, lo que puede provocar la aparición de muchas infecciones, entre ellas la cistitis o la prostatitis.

Las personas diabéticas tienen tres veces más de posibilidades de sufrir infecciones de orina o cistitis.

urocran-forte-y-la-diabetesUrocran Forte y la diabetes

Este artículo que relaciona a Urocran Forte y la diabetes surge a causa de que se ha vuelto necesaria la investigación y desarrollo de productos nuevos para enfrentarse a estas infecciones, pues los que hasta ahora se han utilizado con mayor frecuencia han sido principalmente los antibióticos.

Los tratamientos convencionales con antibióticos para tratar las infecciones de orina o cistitis no han cambiado en los últimos años, por lo que la resistencia a las bacterias ha comenzado a incrementarse.

Los pacientes diabéticos suelen ser más propensos a sufrir infecciones de orina o cistitis después del tratamiento con antibióticos y además de forma recurrente, repitiéndose al cabo de unas semanas.

El uso excesivo de antibióticos puede producir alteraciones en la microbiota intestinal y en la vaginal, produciéndose entonces infecciones de diferentes tipos como de orina o cistitis, prostatitis, candidiasis vaginales y vaginosis bacterianas.

Se ha hecho necesaria la investigación y desarrollo de nuevos tratamiento con un enfoque diferente para evitar y tratar estas infecciones. Al ser infecciones con un alto nivel de recurrencia, estos nuevos enfoques están centrados en la prevención.

Es en este proceso de prevención es donde entran en juego los probióticos. Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se administran en una cantidad adecuada, tienen efectos positivos para la salud de las personas. Facilitan la digestión y la absorción de nutrientes y fortalecen el sistema inmune.

Los probióticos pueden consumirse a través de alimentos como el kéfir o el yogur o a través de complementos alimenticios. Lo bueno de los complementos alimenticios es que además de probióticos el producto puede incluir otros componentes que potencian la finalidad del complemento.

Este es el caso de Urocran® Forte y Urocran® y su triple acción. Son complementos alimenticios que contribuyen al funcionamiento normal del tracto urinario, del sistema excretor e inmunitario. Compuestos de probióticos, arándano rojo y D-Manosa.

¿Por qué esta composición de Urocran® Forte y la diabetes?

Esta triple acción previene la adhesión de patógenos al epitelio celular y favorece su eliminación. Contribuye a la eliminación de la Escherichia Coli, responsable de la mayoría de las cistitis y además ayuda a recuperar la microbiota intestinal.

El arándano rojo o proantocianidinas (PAC) Tipo A inhibe la adhesión de la bacteria E.coli al epitelio del tracto urinario, favoreciendo su eliminación a través de la orina.

Las diferentes cepas probióticas que contiene contribuyen a mantener el equilibrio de la microbiota evitando las recurrencias y a fortalecer el sistema inmunológico. También establecen una barrera natural que protege la mucosa frente a los patógenos. En definitiva, protegen y cuidan la salud de la vejiga.

La D-Manosa es un azúcar simple que bloquea la adhesión de la E.coli al epitelio del tracto urinario y favorece a su eliminación a través de la orina.

Si te preguntas por qué una persona diabética puede tomar un producto Urocran® que contienen un azúcar simple como es la D-Manosa, te lo contemos a continuación. ¿Urocran Forte y la diabetes?

E.coli-urocran-forte-y-la-diabetes

La D-Manosa es un monosacárido, es decir, un azúcar compuesto por una sola molécula, como la fructosa o la galactosa. Está presente de forma natural en frutas como el melocotón o el albaricoque.

Este tipo de azúcar no podemos asimilarlo. Después de la ingesta, es absorbida casi inmediatamente en la parte superior del tracto gastrointestinal, por lo que no se convierte en glucógeno en el hígado, sino que entra en el torrente sanguíneo sin alteraciones. Por lo tanto, no se acumula en órganos y no es utilizado por el organismo. Consigue llegar de forma intacta a los riñones donde cubre sus paredes, generando un efecto anti-adhesivo para las bacterias.

Además, la bacteria E.coli tiene una especial atracción por este tipo de azúcar por lo que es más fácil atraparla y arrastrarla al exterior por medio de la orina,  impidiendo su adhesión al epitelio celular y evitando la proliferación de este tipo de infecciones en el tracto urinario.

En resumen, la D-Manosa no tiene ningún efecto en el intestino ni en el metabolismo de la glucosa, por lo que puede ser utilizada por los diabéticos con total seguridad, por lo tanto, los productos Urocran® Forte y Urocran® resultan alternativas interesantes de cara a la prevención y como parte del tratamiento de infecciones del tracto urinario para personas diabéticas.

 

COMPRAR >

¿Existen productos similares a Urocran®Forte?

La formulación es única y exclusiva. No se puede sustituir por ningún otro producto, ya que no tendrá la misma fórmula ni efecto.

No

Puede encontrar los productos en cualquier farmacia de España. Si no disponen de ellos en ese momento, la farmacia lo puede encargar y tenerlos a su disposición en 4/24h.