Colonoscopia ¿Qué es?

colonoscopia

La Colonoscopia es una de las pruebas más rutinarias dentro de nuestro Sistema Nacional de Salud. Son muchas las personas que se someten a este proceso a diario en España, por ello vemos conveniente hablar sobre todo lo que implica.

Se trata de una prueba médica que se realiza para detectar alteraciones o anomalías en el intestino grueso o colon, recto y el final del intestino delgado (íleon). En algunas ocasiones puede realizarse esta prueba para detectar alguno de los Trastornos Funcionales Intestinales.

Para su realización se inserta un colonoscopio, tubo largo y flexible que lleva incorporado una cámara en el extremo, por el recto. A través de la cámara el equipo sanitario puede ver todo el colon del paciente llegando hasta el íleon.

Durante una Colonoscopia el médico que la realiza puede hacer algunas intervenciones si las considera necesario, por ejemplo, pueden extirparse algunos tejidos en mal estado o pólipos. También se puede extraer muestras para la realización de biopsias si se considera.

 

¿En qué consiste?

Para la realización de la Colonoscopia, normalmente se administra analgésicos para que el paciente no sienta ninguna molestia durante el examen, aunque si puede sentir una presión o sensación de defecación a medida que el aparato avanza. La persona podrá estar completamente dormida o no, hay algunos casos en que por la medicación que toma o por ejemplo si está en el periodo de lactancia, no se puede administrar el sedante.

La duración de la prueba suele rondar entre 30 – 60 minutos, dependiendo de la dificultad de acceso para el colonoscopio. En algunas ocasiones se pueden realizar otras pruebas de estudio si resulta complicado llegar al íleon o incluso volver a repetirse la Colonoscopia más adelante.

Al paciente se le tumba de lado y flexionando las rodillas. El especialista introduce el aparato a través del ano y lo va desplazando lentamente por el interior del intestino grueso hasta llegar al íleon.

Para facilitar el paso del colonoscopio, se va introduciendo aire a través del tubo para abrir las paredes, permitiendo así una mejor visión del estado del órgano.

Hemos dicho que durante el proceso se pueden realizar algunas intervenciones, para ello, en el colonoscopio hay un canal vacío por si se necesita introducir algún utensilio para proceder a la intervención.

La observación es doble, ya que, al sacar el colonoscopio, también se estudia el órgano. La prueba puede quedar grabada e incluso sacarse fotos durante el proceso para después estudiarlo todo tranquilamente y con detenimiento.

Preparación colonoscopia

Previamente a la Colonoscopia, el paciente tiene que seguir algunas indicaciones con la finalidad de vaciar y limpiar los intestinos.
Aunque esta parte puede resultar un poco tediosa, es muy importante realizarla correctamente ya que, si no se limpia bien la zona, los restos que permanecen pueden impedir avanzar correctamente al colonoscopio, lo que implicará mayor presión y, además, pueden dificultar la visión de algún daño o lesión, quedando sin diagnosticar y pudiendo provocar futuros problemas.

Para esta preparación, el paciente deberá seguir las indicaciones que el médico le haya recomendado. Normalmente suelen consistir en tomarse una solución que le ayudará a limpiar y vaciar el intestino, no comer alimentos sólidos ni difíciles de digerir durante el día de antes y durante las horas previas a la Colonoscopia, no se podrá ingerir ningún tipo de alimento, únicamente la solución de vaciado.

Dieta colonoscopia

¿Qué se puede comer antes de una Colonoscopia?

Durante la semana anterior a la Colonoscopia, no se recomienda consumir alimentos altos en fibra.
El día anterior a la prueba, no se deberán consumir alimentos sólidos. Si se podrán consumir líquidos, pero se recomienda consumir líquidos que sean claros y que no interfieran en la visión, ya que los líquidos oscuros y/o rojizos pueden confundirse con sangre durante el desarrollo de la Colonoscopia.
En las horas previas, normalmente desde la medianoche anterior, no se podrá ingerir ningún tipo de alimentos ni líquidos.
Si toma algún medicamento, su médico le dirá si puede o no tomarlo previamente a la prueba.

Después de la colonoscopia

Una vez realizada la Colonoscopia, tardará unos minutos en recuperarse de la sedación y en poder moverse. Lo normal es que se encuentre mareado, por eso DEBERÁ acudir acompañado, para no volverse solo a casa y mucho menos si tiene que conducir. Pasarán unas horas hasta que se sienta bien totalmente.

Los resultados pueden variar según cada situación, pero, normalmente, en 2 semanas suelen estar. Pueden ser negativos o positivos.
Si los resultados son negativos, significa que no se ha encontrado ninguna anomalía en el colon. Si son positivos, el médico ha encontrado algo que tendrá que analizarse en mayor profundidad para determinar con exactitud qué es. Una vez lo sepa indicará los siguientes pasos a seguir.

Dolor en la Colonoscopia

La realización de una Colonoscopia es un proceso incómodo. La toma de la solución de vaciado pude resultar incómoda y un poco cansina pero no es dolorosa. Durante la prueba sientes presión, pero no duele gracias a la sedación. Sin embargo, después, es bastante común sentir dolor, durando de 24 a 72 horas.

Es probable que sientas dolor y distensión abdominal, sensación de hinchazón y molestias generales por la zona. Esto se debe al aire que se suelta durante el paso del colonoscopio, queda ahí retenido y hasta que se consigue expulsar de forma natural, puede llegar a ser muy molesto, incluso tardando varios días en desaparecer por completo.

Si durante la Colonoscopia, el médico ha extirpado algún tejido, es normal sentir molestias mayores. En tal caso, el médico le recomendará lo necesario para su recuperación.

Si en la primera deposición después de la prueba aparece un poco de sangre, no hay que alarmarse, es probable que se deba a algún arañazo o rasguño que se ha producido durante la prueba. Si la sangre es abundante y persiste, entonces deberás acudir al médico.

¿Cómo reducir el dolor?

Hasta la fecha lo normal es no recetar nada para el dolor posterior a la Colonoscopia. En la actu alidad no existe ningún producto específico para este problema.

Pero eso llega hasta aquí porque, Vitaplus® IB Support es un complemento alimenticio que ha demostrado la reducción en la duración de los días de dolor después de la Colonoscopia, mejorando los síntomas abdominales: hinchazón, dolor abdominal y función intestinal alterada después de la prueba. Los efectos se notan en 24 horas.

Es un producto que te ayuda a volver a la normalidad en menos tiempo y a sentir menos dolor. Además, contiene Vitamina B12 y D3 que contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

 


Os dejamos también este vídeo, de la página You and Colonoscopy, en el que se explica de manera muy sencilla y visual el proceso de una Colonoscopia.

Si tenéis alguna duda o consulta, la podéis dejar en comen comentarios. ⇓